Necrológicas tecnológicas

by

¡Murió lo analógico!

Luego de una prolongada agonía y resistiendo en algunos paises productores de tecnología marginal, murió finalmente en la decada del 80 todo desarrollo tecnológico de interfaz analógica.

"Se hizo todo lo posible por salvarlo pero era inevitable", dijo el camarada Bogdanovich, jefe de ingenieros del comité tecnológico central del politburó sovietico que gestiona los desarrollos técnicos de los tres fabricantes aeronáuticos sovieticos: Sukhoi, Mikoyan-Gurevich y Túpolev OKB.

Algunos años después que sus colegas norteamericanos y cuando comenzaba a distinguirse el retraso tecnológico sovietico, la partida de defunción llegó de la mano de un dossier oficial de circulación interna al que hemos tenido acceso en exclusiva y publicamos  conforme a la FOIA en su versión URSS.

Las dificultades de diseño se arrastraban desde la incorporación del tercer tacómetro (relojito) y desde entonces la cantidad de relojes, perillas, palancas y botones había crecido un 3000%. "Incorporamos otro piloto pero la cantidad de trabajo socialmente requerida para producir pilotos aptos era excesiva y los resultados no eran los esperados aun cuando simplificamos el vocabulario de interacción a 500 palabras." Los problemas de espacio eran cada vez mayores y los fallos de lectura cada vez más frecuentes. Expertos del instituto para la evaluación de tecnologías moribundas de Catalunya comentaron que: "Obviamente se hicieron todos los esfuerzos posibles. Todo tiene un límite y si querés mejorar la eficiencia, en un punto tenés que poder poner en frente del agente los elementos en los cuales debe concentrarse. Esos elementos tienen que ser los mínimos posibles y variarán de acuerdo a la operación requerida. Flexibilidad y potencia aritmética no es el fuerte de las cuerdas y los enranajes."

 

El mundo aun no sabe que se ha perdido pero se prepara esperanzado para recibir las "dádivas" del nuevo monárca digital. Muerta la tecnología: Viva la Tecnología!

Leer más...
Suscribirse a este canal RSS